Pautas para el cuidado diario de los oídos

Todos sabemos cómo debemos cuidar nuestro pelo para luzca sano y sedoso o cómo cepillar nuestros dientes para tener una sonrisa limpia y saludable, pero ¿has pensado alguna vez cómo tienes que proteger tus oídos para tener una audición perfecta?

El oído es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, no solo porque es el responsable de que oigamos todo lo que sucede a nuestro alrededor, sino porque también gracias a él guardamos el equilibrio y podemos mantenernos erguidos. Es por ello por lo que tenemos que incluir su cuidado entre nuestros hábitos diarios.

cuidado diario de los oídos

¿Cómo tengo que cuidar mis oídos?

Las nuevas tecnologías han supuesto un avance en muchos sentidos, pero su incorporación a nuestras rutinas del día a día pueden afectar negativamente a nuestra salud auditiva.

La utilización de aparatos como los auriculares entraña un riesgo importante para salud de nuestros oídos. A todos nos gusta escuchar nuestra música favorita a un volumen alto, pero superar los niveles de sonido recomendados puede favorecer, a la larga, la aparición de acúfenos o, incluso, de pérdida de audición.

Para evitarlo es imprescindible bajar el volumen del sonido a un nivel adecuado, es decir, aquel que nos permite escuchar lo que se está reproduciendo y, a la vez, lo que sucede a nuestro alrededor. Esta pauta se aplica a los audífonos, que no hay que usar al máximo volumen, y a las personas cuyo trabajo les suponga estar expuestos a ruidos extremos como los profesionales de la construcción que utilizan estruendosos martillos neumáticos. En estas situaciones es muy importante que se utilicen cascos para proteger los oídos de dichos ruidos que pueden provocar serias y crónicas patologías auditivas.

La altitud y los catarros, enemigos invisibles de la salud de nuestros oídos

Los amantes de los deportes también tienen que leer con mucha atención este post, sobre todo aquellos que opten por los deportes acuáticos y los de alto riesgo. Estas prácticas, que incluyen someter los tímpanos a altas presiones, son muy nocivas para esta membrana tan delicada e importante.

Por ejemplo, para los nadadores sugerimos que se utilicen tapones a medida para evitar que se filtre el agua por el conducto auditivo y que la humedad origine infecciones y otros problemas auditivos severos. Y para las personas que practican deportes como escalada o alpinismo recomendamos vigilar especialmente los cambios de presión asociados a la altitud, ya que pueden favorecer la aparición de taponamiento auditivo o pérdida de audición momentánea.

Hay que prestar también mucha atención a nuestros oídos durante los procesos catarrales. Es muy fácil que la mucosidad se traslade a través del conducto que conecta la nariz y los oídos causando taponamiento, pérdida de audición y, en ocasiones, infecciones graves. Para evitarlo hay que tratar el catarro con los medicamentos adecuados y realizar lavados nasales siempre bajo supervisión médica.

También es muy importante que al salir de la ducha no se utilicen bastoncillos para limpiar el interior de los oídos ya que su uso puede provocar acumulación de cera. La mejor opción es utilizar la propia toalla para retirar la humedad.

En Grupo Ópticas Ondarreta disponemos del más avanzado equipamiento tecnológico audiológico. Acércate a cualquiera de nuestros centros y deja tu salud en la experta mano de nuestros profesionales. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *