Protege los ojos de tu bebé de los rayos solares

Las últimas investigaciones han demostrado que los rayos solares son extremadamente perjudiciales sin la debida protección. Siempre tenemos tendencia a proteger nuestra piel, pero la mayoría de las personas solemos cometer el mismo error: descuidar nuestros ojos. Y si la radiación solar ya afecta a los adultos, imagina las terribles consecuencias en los ojos de un bebé.

Los ojos de un bebé son realmente delicados, sobre todo en su primer año de vida. En esa época, el ojo aún no se ha formado del todo. El cristalino, que ejerce de filtro, deja pasar el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UV. Su pupila suele estar más dilatada, por lo que entra más luz de lo normal. Y como la pigmentación del ojo aún no se ha completado, no tienen toda la protección que procura el pigmento en condiciones normales. De hecho, los ojos claros son mucho más sensibles en este caso.

protege los ojos de tus hijos frente al sol

¿Qué daños pueden sufrir los ojos del bebé sin protección?

Pueden ser cuantiosos e irreversibles si no se protege al bebé adecuadamente. La luz ultravioleta (UV) es un tipo de radiación acumulativa, por lo que sus consecuencias son a largo plazo. Con los años, los más pequeños podrían sufrir afecciones como queratitis, conjuntivitis, problemas de retina, terígeno o cataratas prematuras. La luz infrarroja (IRA) es menos conocida pero no por ello menos peligrosa. Afecta a los tejidos de la córnea, al cristalino e incluso a la piel alrededor de los ojos. Si este tipo de radiaciones ya afectan a los adultos sin las medidas adecuadas, ¡imagínate todo eso multiplicado por mil en el caso de los bebés!

¿Cómo puedo proteger los ojos de mi bebé?

Lo más importante es que tu bebé tenga sus propias gafas de sol, al igual que tú. Pero las suyas deben ser un poco más especiales, ¡y no hablamos solo del tamaño! Existen gafas especiales para bebé, muy ligeras y diseñadas para no dejar pasar las radiaciones UV. Sabemos que los niños pequeños son inquietos y que seguramente se las terminará quitando jugando, ¡pero insiste! Es importante que las conserve puestas mientras le da el sol.

Es importante que sean gafas de calidad, homologadas por la UE y hechas con material fiable. Aunque sea tentador gastar poco, en el caso de los productos de bebé es vital invertir en la máxima calidad, la que solo encontrarás en ópticas fiables.

En Grupo Ópticas Ondarreta solo aceptamos gafas de sol de la máxima calidad. No hay nada más delicado que los ojos, ¡sobre todo los de niño! Por eso, tenemos todo lo que tu familia necesita. De hecho, disponemos de toda una gama con cristales diseñados especialmente para proteger los ojos de la radiación UV tanto en niños como en adultos. Si necesitas asesoramiento a la hora de hacerte con unas gafas para tu bebé, ¡no dudes en visitarnos, somos expertos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *