Embarazo y visión

Durante el embarazo, el cuerpo de una mujer sufre un gran número de cambios. Pero hay uno del que nunca se habla y que suele pasar desapercibido: las alteraciones en la vista. Ya se sabe que en el cuerpo está todo conectado, y cuando algo sufre un cambio afecta a otras partes.

Una de las afecciones más frecuentes es el llamado “Ojo Seco”. La sequedad ocular se produce debido a los cambios hormonales derivados de ese estado. Esto provoca un déficit en la producción de lágrimas. Los síntomas más frecuentes son sensación de sequedad o de tener algo en el ojo, picor, escozor, enrojecimiento, irritación, cansancio ocular, visión borrosa o fotofobia. Es importante seguir un buen tratamiento una vez se notan los primeros síntomas, ya que puede complicarse hacia problemas visuales más graves, como lesiones en la córnea o en la conjuntiva. El Ojo Seco suele extenderse hasta el final de la lactancia, cuando la menstruación ya se ha restablecido.

Tanto si necesitas gafas como si no, puedes sufrir miopía o un aumento de esta si ya la padeces. En ocasiones, puede ser algo transitorio, hasta el final del embarazo. Pero hay otras veces que este cambio en la graduación se queda de forma definitiva. En todo caso, no se puede operar durante este período.

Debido a la retención de líquidos que se sufre durante el embarazo, hay ocasiones que estos líquidos pueden llegar hasta la misma córnea. Algunas de las consecuencias de estos cambios corneales son la disminución de la sensibilidad corneal (frecuente a partir del cuarto mes) o el aumento del grosor de la córnea (que afecta al radio y a la curvatura de esta, suele desaparecer tras el período de lactancia).

visión y embarazo

¿Cómo cuidar mis ojos durante el embarazo?

Hay varias medidas que pueden mejorar estas molestias oculares:

  • Aplicación de lágrima artificial, sobre todo en casos de sequedad ocular.
  • Cuídate: aliméntate y duerme bien.
  • Mantén los ojos cerrados durante varios minutos en algunos intervalos del día, para mantenerlos hidratados.
  • Haz tus actividades en las horas con mayor iluminación del día.
  • Utiliza unas gafas adecuadas.
  • Acude a tu oftalmólogo ante la más mínima molestia

En Grupo Ópticas Ondarreta hemos tenido montones de casos de embarazadas con molestias oculares, por lo que podremos ayudarte si notas alguna molestia. Disponemos de la mayor variedad de gafas para situaciones un poco especiales de la vida como esta. Si nos necesitas, ¡ven a visitarnos a cualquiera de nuestras sedes, te recibiremos encantados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *