¿Por qué debes revisarte la vista?

Es muy probable, que si no detectas problemas de visión claros nunca te hayas revisado la vista pero, muy al contrario de esta idea, revisar tu vista y la de tus hijos anualmente es fundamental.

En Ópticas Ondarreta tenemos claro algo y es que las revisiones son la clave para detectar a tiempo posibles problemas de visión, ya que cuanto antes se detecten más fácil será tratarlos y además también se pueden llegar a frenar muchos de ellos.

Revisar tus ojos y los suyos es más importante de lo que crees.

Si aún no has revisado tu vista o no lo haces desde hace años no puedes esperar más, solicita tu cita gratuita para tu primera revisión; es fundamental para detectar errores refractivos o prevenir y/o detectar anomalías o patologías.

Si tienes hijos pequeños debes saber que los primeros años de su vida son vitales para detectar posibles problemas oculares ya que más tarde será mucho más difícil de solucionar. Revisa sus ojos antes de que cumplan un año y repite la revisión cada año.

No te preocupes, poner a prueba la visión de los más pequeños con algunos sencillos ejercicios o juegos es muy sencillo. Permanece atento por si se regaña de más al enfocar a determinadas distancias o por la distancia que toma al ver, por ejemplo la televisión, o al colorear.

Durante la escolarización es fundamental revisar la vista de tus hijos ya que está comprobado que uno de cada tres fracasos escolares está relacionado con problemas de visión. Es por ello que durante esta etapa es fundamental realizar revisiones periódicas.

Según van pasando los años desde los 15 hasta los 30 se suelen producir variaciones en la graduación de los jóvenes, sobre todo cuando pasan mucho tiempo estudiando, leyendo o frente aparatos electrónicos, elementos que potencian los problemas oculares gravemente, sobre todo aquellos relacionados con la vista cansada y sequedad en los ojos.

Desde los 30 a los 40 años normalmente las graduaciones se estabilizan, pudiendo realizar tus revisiones cada año y medio, eso sí, en función de las ametropías, antecedentes o historial médico la frecuencia de las revisiones puede variar. 

A partir de los 40 años es importante prestar más atención a los ojos ya que hay muchos problemas relacionados con la edad que, muy probablemente, empezarán a aparecer. En este caso te recomendamos que pidas cita cada 6 meses aproximadamente.

Al margen de estas orientaciones referente a los periodos de revisiones es importante que si sientes o notas algún tipo de dolor, molestia o sensación nueva en tus ojos (fotofobia, deslumbramientos, etc), acudas inmediatamente a tu oculista ya que hay algunas enfermedades o infecciones que pueden afectar a tus ojos y a tu vista independientemente de tu edad y circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *